EL LAMENTO DE MI VOZ

Yo que ofrecí mi voz,
como sacro óleo de salvación,
esparcido por el viento
de la palabra certera,
hasta los más lejanos confines,
donde reposa el sentimiento,
lamento de la madre Tierra,
se siente agotada de tanto fluir
sobre la estéril piedra,
que germinación no espera.

Y aquellas voces que la acompañaron,
cual gorgeos de aves en primavera,
se han ido por el mundo perdiendo,
diluidas en un silencio que desespera.

Perdidos: brío, limpieza y fuerza,
aquí se me presenta huérfana,
cual alma que vagara en pena,
sin un altar donde posarse,
ni un templo que acogerla quiera.

Comentarios & Opiniones

Xio

Linda obra, se han ido marchando los amigos de siempre, los amores, los escuchas y la voz queda sola sin tener con quien descargar alegrías y tristezas, abrazos querido amigo, feliz tarde por Andalucía.

Critica: 
Juan Antonio Conde Castro

Mi querida Xio: un asunto recurrente, propio para quienes ya estamos cerca de la meta. Nada dice a quienes comienzan su carrera llenos de entusiasmo. Con mi cariño viaja un afectuoso abrazo hasta la hermana Florida

Critica: 
Quiplato

Muy linda obra Juan!

Critica: 
Juan Antonio Conde Castro

Muchas gracias, señor Quiplato.
El sentir de este escrito, quiere expresar la protesta por tanto abandono y contaminación de la Tierra por más que nuestra voz lo grite y se sienta agotada por no ser escuchada. Saludos cordiales!

Critica: