Final con inicio

poema de Jongan

Muere,canta y de tu muerte salta
Pero deja que la luna me mate
Con un cenicero en la garganta
De cercenadas manos de tunante

Ríe,mata en tus ojos escarlata
De rabiosos lobos de hojalata
Bañados en sangre de pretendiente
Que nunca encontrará su pendiente.

Ya que siempre te querré mi divina
Pues, en nuestra más putrefacta rosa
Siempre perdura lo que nos fascina.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota