Dormida

El sol envidia su dorado cabello
que se posa bailando entre las olas
en los ojos del mar veo su reflejo
y su nombre murmullan caracolas

las estrellas cual recuerdos,se iluminan,
el faro de mi camino,se apagaba,
quizás vuelas convertida en golondrina
mientras tocas con las alas mi ventana

habrá eterna luna en su isla desierta
decorada con corales arcoiris en la arena
yo navegaré en mi barco,de piratas y poetas
anhelando encontrar pronto,a mi perdida sirena

susurra el viento,suaves caricias entre mis sueños
los versos tristes,hojas de otoño,cubren mi herida
mientras espero cada mañana,sentir sus besos
le pido a un hada,que la despierte que está dormida

Comentarios & Opiniones

Pétalos celestes

Hermoso poema, Jhonny...me gustó. Un cordial saludo en la distancia. Ingrid Zetterberg.

Critica: