El encanto de la resaca

poema de Pando

La resurrección del declive
huele a vino, ron y tabaco,
se arrastra la mirada con ganas
de no ver el delito,
desubicado y absorto condicionando
por la gravedad y la supervivencia,
uno piensa que es fruto del error,
pero es la recompensa de la
pérdida de memoria a corto plazo.

El sudor, la sed, los pulmones derruidos,
las agujetas como consecuencia
de la humillación más borracha,
la conciencia se perdió en
la calentura de beber por competencia,
rozando el límite augurando
ser más certero la próxima noche,
porque el arrepentimiento solo frustra
y la luna no pide perdón,
risas, mareos, arcadas
y cerveza como colonia
en la ropa magullada.

El herido furtivo
atenúa su pulso,
alguna manera tenia que haber
para no morir en el intento,
el cuerpo es sabio,
cuando acabe el verano
le pediré perdón
y cita para otro asesinato.

Ahora solo quiero agua,
un saxofón de fondo
y soledad para esconder
el encanto de la resaca.

Comentarios & Opiniones

Celeste Alma

Al leer su texto me acordé de un señor hiper bebedor, de esos que se les olvidaba hasta su nombre y luego se andaba poniendo otro!
Él decía :
Señor si te ofendo bebiendo
en la 'cruda' te la pago
y hasta me quedas debiendo!
jajajajajaja.

Critica: 
Felix

Muy buena descripción de la resaca, me encantó la verdad jaja. Saludos!

Critica: