La noche

noche tan alta
se eleva con sonidos de guitarra
se infla de canciones de barra
orgullosa como un aerostato, vuela
derrocha espuma de cerveza
noche ebria, y alta, muy alta
se lleva las manos
se traga los aplausos
enjuga su ron con un manto satinado
endulzante, sonsacadora,
noche de cumbres rocosas pulidas
noche de nubes camufladas
se lleva las bailarinas
seduce a los cantineros
y deja un recuerdo, un vaso medio lleno
y una colilla adyacente
sabor delicioso
delirio de pendencieros
o calle de viejas prostitutas
sabor, al fin, de la vida secreta
anhelo de ricos y pobres
exceso hasta el brote de sangre
le buscan, ella no ofrece nada
le miran como a un fantasma
que se eleva, se eleva,
y se hace cada vez más regia
como un espíritu lleno de vicios
de esos que dan nostalgia
a las almas negras y blancas
se lleva la música al cielo
al baile privado de la luna
se lleva a los santos ebrios
y quedan en tierra los soñadores

Comentarios & Opiniones