NOCHES DE SEPTIEMBRE

Es aquí me dijiste.
Y señalaste a la luna para llevarme vida adentro.
Encendiste el mapa de tu sonrisa
y descubrí que uno más uno
pueden llegar hacer un millón de noches nuevas
bajo un mismo cielo.

Ataste mis inviernos a tu compañía y entendí
las intenciones del frió
en tus brazos, en tu pecho, en tus ojos.

Si fueras el tiempo,
serías el instante donde quiero quedarme
a vivir para siempre.
Serías el lado soleado de la vida.
El viento, la risa, los bailes, la poesía.

Es aquí me dijiste.
Y juntaste tus labios con los míos
para hacernos canción bajo la lluvia.

Acabaste por llevarme en cuerpo y alma
a tierra de nadie....

Para saber de amor.
Para aprenderle.
Basta verte a los ojos
y tomarte de la mano en noches como estas.
Noches de septiembre.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota