Buenos Aires, puerto

poema de Gui

Me asomo al puerto y me abarca como una sonrisa.
Quiero dejar silencios en lo prohibido de las naves fondeadas,
mientras el río titila.
Me asombro de que nadie venga a salvarme,
y que los gatos cercanos señalen el largo camino hacia Éfeso.
Sin embargo los amantes cavilan bajo la luna.
Tal vez un gran perdón, y ninguna, ninguna pregunta.

G.Capece (Direc.Nac. del Derecho de autor)

Comentarios & Opiniones

ORTIZELBA Cecilia Garibayven

Bellas letras que expresan un clamor de esperanza. Un gusto pasear una vez más por tus bellas letras amigo poeta Guillermo.

Critica: