Rubén "El Púas" Olivares

“Un técnico-fajador, en el ring, . . . Emperador.”

Campeón Rubén Olivares,
los ases no tienen pares,
la izquierda tu don de mando,
ya le estamos, dimos, dando.

Mi Dios que te trajo al mundo,
madre, padre, ser profundo,
un bien nacido bendito,
¡hijo de la Bondojito!

Todo empezó en el cabello,
rebelde, siempre tu sello,
rejego de punta a punta,
un alma que, así, despunta.

Entrenando en las mañanas
te sonaron diez campanas;
¡qué zurda, la más certera!,
arma letal verdadera.

Gancho al hígado, elitista,
mano fiel de un ebanista,
carga dura de enemigo
soportaste, cruel castigo.

Gallo, pluma, bien formado,
superpluma muy dotado,
un puño que ondea en lo alto,
triunfo, fama, en cada asalto.

Tu récord siempre conmueve,
triunfos, como ochenta y nueve;
mil amigos contlapaches,

“La Hija de Los Apaches”.
Ese . . . mi “Púas” Olivares,
el que cerraba los bares,
un prodigioso elemento,
¡te pondremos monumento!

Cuerdas en el ring, apoyo,
fistiana, buen desarrollo,
lona convertida en senda,
ídolo vuelto leyenda.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 14 de enero del 2019.
Reg. SEP Indautor (en trámite)