Mi homenaje a Manzanero

“Por su musical venero.”

Silencio en el horizonte,
cesó el trino del cenzontle,
Yucatán, México, el mundo,
están en duelo profundo.

Murió Armando Manzanero,
no se escucha al jaranero,
el mayab viste de luto,
hay que rendirle tributo.

Al genial compositor,
al músico y gran autor
de tonadas tan variadas,
por todos interpretadas.

De diáfana melodía
como la famosa “Mía”,
dedicada a la mujer,
a ese bellísimo ser.

Su fuente de inspiración,
musa fiel de la canción
“Esta tarde vi llover”,
poesía que no ha de volver.

Murió Armando Manzanero,
ya no trova aquel jilguero,
no se oye gorjear el canto,
la copla quedó sin manto.

Hoy, “Voy a apagar la luz”
y, en su tumba, ante la cruz,
le rezaré una oración,
elegía de ensoñación.

Que se impregne de este verso
y diga en arpegio terso:
“Contigo aprendí” a escuchar
el sentimiento de amar.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, 08 de enero del 2021
Escrito para participar en el concurso de invitación, denominado: “Reto poético: Tributo a Armando Manzanero”
#PoémameManzanero
(@poemame_poesia)
Reg. SEP Indautor (en trámite)