Huaraches

“Fieles, . . . que soportan baches.”

Huaraches que han transitado
de ida, vuelta, me han llevado,
por suelos arrabaleros,
campos, surcos y senderos.

Han resguardado mis plantas
de espinas, de piedras, . . . tantas,
me han librado de dolores,
de heridas, de sinsabores.

Reciban este mi canto,
por ahorita, mientras tanto,
voy camino aquí cerquita,
aquí nomás tras lomita.

Qué calles no habrán pisado,
cuántas calzadas andado
con la suela de vaqueta
o llanta, sobre banqueta.

Que resistente es su cuero,
leal producto del esmero,
que buenas correas los fajan,
por eso es que así trabajan.

Jornadas recias, de esfuerzo,
siempre duro, nada terso,
han padecido aguaceros,
lodazales, muy severos.

No saben hacer desaires,
pues, hasta en algunos bailes,
han apisonado tierra
a ritmo de un son cualquiera.

Cactlis, sandalias baratas,
cacles, chanclas, alpargatas,
fatiga los acompaña
desde entrada la mañana.

Divino el talabartero,
artesano, asaz certero,
que ha premiado religiosos
con mil diseños preciosos.

Están requetebien hechos,
no se miran tan maltrechos,
si vieran cuanto los quiero,
su compañía más requiero.

Han protegido mis pies,
impidiendo algún traspié,
huaraches los que, yo, calzo,
se merecen . . . un descanso.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F, 15 de noviembre del 2017.
Dedicado a Huarachín Huarachón (Sr. Rafael Carlos Castrejón Salgado)
Registro SEP Indautor No. (en trámite)