América, . . . Centenario

“Un Club de prosapia . . . vuela en nuestra patria.”

Del Águila majestuosa, del América fiel,
tatuada llevo la camiseta a mi piel,
enérgica garra que me aferra una vena,
filosofía y mística, el ganar, . . . por lema.

Creció aquel, bendito, amarillo canario,
venciendo, llegando a ser millonario,
México, su cuna, orgullo eminente,
realeza, leyenda, logo Continente.

Azcárraga, con Cañedo, gloriosos,
por su credo, Roca, sin igual Reinoso,
mostrando sapiencia, moral, calidad,
honra, honor, respeto, que da buena edad.

Orgullo de su linaje, el ser alado,
siempre al centro, amado, polémico, odiado,
del odio al amor, rivales han dado el paso,
por sentir de plumas, triunfador regazo.

Festejando cien años de imperio, en subida,
transformando ascenso en estilo de vida,
como lo hacen equipos grandes, de verdad,
que convierten éxito en prima cualidad.

Elevando a sus hombres, baluartes, figuras,
planeando, surcando, remontando alturas,
siguiendo aquella tradicional costumbre
de conducirlos prestos, airosos a la cumbre.

Desde su nido de hormigón, concreto,
Estadio Azteca, de un campeón secreto,
de Dios, que sabe que es preciosa gema,
derramar sudor, histórico, . . . azulcrema.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F., a 12 de octubre del 2016
Reg. SEP INDAUTOR No. (en trámite)