Culpable o inocente

Si algún día me ves, cansado y afligido
con la mirada vacua y mi caminar erguido,
no te pienses culpable ni me veas vencido,
tan solo sonríe, que sonreiré contigo.

Si por el contrario te piensas inocente,
y la culpa no llega y me juzgas culpable,
y tu sonrisa dibuja malicia altanera
sólo recuerda cuanto te amaba
y todas las veces que te esperaba al alba.
Aquellas veces que evitabas verme,
adjudicando pretextos para probar otros besos,
caricias vanas y lechos inciertos.

No te juzgare culpable o inocente,
será tu corazón quien la sentencia dicte,
así como el mío me sentencio a amarte
y a seguir con mi vida, sin poseerte.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota