Reverdecer

Déjame caer en la montaña del placer,
déja vomitar tanta amargura,
déjame nacer,
déjame olvidar toda la penumbra que carga la mente este día gris.

El frío golpea el oído y lo agobia,
esconde cada palabra heroica,
esta tan solo y diluido aquí.

Piedra suma,
suman mis manos,
piedra golpea fuertemente los abrazos tan podridos.

Se acerca tenuemente,
me arrincona en el lugar donde tantas veces vi nacer mis tragedias,
nada concuerda, nada suena bien, y el silbido de aire me esconde, me cría,me ama, me invita a volar.

Déjame caer de la montaña del placer,
déjame olvidar tanta tortura,
deja renacer,
déjame brotar,
déjame volar en mis sueños tan puros, tan propios, tan vivos,
voy a renacer.

Comentarios & Opiniones

Camille Claudel

Parecen versos metidos en El Día de La Bestia. Sentimientos de morir en la derrota. Buenos días Francisco!!

Critica: