MENDIGO

poema de El soñador

Debajo de un lirio,
tendía su piel,
mendigan sus venas,
pulmones de miel.

Colgaba su risa,
de un hilo de sol,
radiante pobreza,
en cofre el dolor.

Saltaban sus penas,
al pie de un rosal,
leyenda en sus manos,
que abraza el portal.

Derrite la brisa,
su leve ilusión,
la vida perdona,
el tiempo ya no.

Comentarios & Opiniones