La casa vacía

poema de el condor

Fuente Literaria/ Vallenato N| 10.
Hoy, mi casa esta vacía, porque no estas, mi niña amada que se me fue con los vientos,
Es el humo de la noche, al atardecer de tu partida en una coherencia sin destino.
Salones sin ventanas, no me vieron mas al atardecer y anochecer, hoy la casa se encuentra vacía,
Sin mis hijos y tú.

Rescato el pasado, para soñarte a solas, la dichosa mente te espera. Rostro que vuelva los sonidos
Al espejo, cuando veo tu pelo ante el espejo, es el presente eterno del eco de una memoria
Y olvido.

Más allá, tú sombra rescatando el pasado nuestro, a solas cuando libre para pensarlo, tal presente eterno.

Es toda una historia, un alma se te muestra. Ahí la piensas hermosas. Es familiares y amigos, es un último adiós.
Es toda una historia, un alma se te muestra, ahí la piensas hermosas. Es familiares y amigos, es un
Último adiós.

Del paraje final en nuestra mente, es el descanso en las tareas. Donde juegan los niños, con costumbre
Es el recuerdo importante del tiempo. Es el pensamiento, hoy puedo leerte, es el tiempo
Es el norte, donde estuviste y naciste en tu juventud.
Es la huella del camino, es la vida y la muerte que tomamos en la hora de partir.

es el campo extraño de las flores estrelladas, algo tuyo, es el Campo nuevo, lleno de flores con perfumes penetrantes.
Emiro Vera Suárez 06/01/2020