"OH, SEÑOR"

“OH, SEÑOR”
I
¡Oh, Señor!
Me has traído a un mundo que no he pedido.
Adán y Eva no fueron obedientes contigo.
He pecado sin siquiera cometer delito.
Ahora sufro por lo que otro hizo.
II
¡Oh, Señor!
El mundo que has creado está perdido.
Se viola y mata a la niña y al niño.
El esposo tira a su esposa contra el piso.
El padre y la madre ya no aman a su hijo.
III
¡Oh, Señor!
Tus servidores están confundidos,
predican una palabra que Tú no has dicho,
usan la fe para llenar sus bolsillos,
con tus ofrendas también se hacen muy ricos.
IV
¡Oh, Señor!
Ya no se enseña lo que es debido,
la conciencia en ellos se ha consumido,
vale mucho más lo frívolo y lo vacío,
no importa la amistad ni el buen amigo.
V
¡Oh, Señor!
¿Ahora qué pasará conmigo?
¿Dónde puedo estar en paz y tranquilo?
¿Dónde te encuentro si me pareces esquivo?
¿Acaso Señor, este será mi final destino?
VI
¡Hijo!
Por ti yo di la Sangre de Cristo,
Él pagó el precio por algo que no hizo.
En la Cruz, mi Hijo, el pecado lo deshizo;
ahora solo debes ser un hombre arrepentido.
VII
¡Hijo!
Mis mandatos no han obedecido,
muy pocos vienen a la cena conmigo;
sus cuerpos, mi templo, lo han destruido.
A Mí me han dejado en el último olvido.
VIII
¡Hijo!
Mi Nombre, ustedes no han conocido,
prefieren los programas televisivos,
ignoran la Palabra que di en el principio:
“Cuando las tinieblas cubrían el abismo”.
IX
¡Hijo!
Yo sé lo mucho que has sufrido,
yo mismo puse dentro de ti mi soplido,
por ninguno tú podrás ser vencido,
porque YO SOY tu Padre y tú eres mi hijo.

Comentarios & Opiniones

Xio

Precioso poema religioso, adornado con palabras donde predomina la fe, la confianza y el llamado a seguir por el camino correcto, por las buenas acciones, el amor al prójimo, el respeto a los padres, el amor a los hijos...un placer estimado poeta.

Critica: 
Diego Américo

Siempre muy amable y generosa Xio en leer mis humildes letras. Mil gracias por su generosidad. Un fuerte abrazo para usted.

Critica: