Muero

Muero, es de noche,
el tiempo no cura
la calma que yace,
habla el frío ofuscado
a los oídos del pecho moribundo,
en el final caen las hojas
rasgadas sin aliento
en los pies mundanos,
puedo oír el sonido
del frío cubriendo el alma,
nada lo cura, nada…

Muero, hay oscuridad,
ha de haber un zángano
robando al tiempo
las células de un campo
floreado en las noches y en los días.
Muero, muero, muero…

Adentro oh adentro
una laguna yace corrompida
en los vientos, en los huracanes…
ánfora de recelo
petulante del odio,
la tristeza se mueve
en ríos revueltos
llevando piedras de hielo.

Muero, es de noche
en el cielo no cabe
una luz en boca oscura,
nada lo cura, nada…
¿Qué caminos encuentran desiertos,
al oasis, al aliento,
a esta tristeza que desborda
mares grises?

No encuentro aliento
en la fragilidad,
las ventanas están ciegas
de hielo y sombras
reunidas al fin…

Comentarios & Opiniones

La Dama Azul

Caballero, cuan melodiosas vuestras nostálgicas estrofas. Todo un gusto de lectura.

Reciba cordiales saludos y bienestar para vos éste 2024.

Critica: