Danzas Rebeldes de Alcoba

Danzas Rebeldes de Alcoba

Dimensionadas las sombras,
por la proyección que trazaron las velas encendidas,
escenificaron grotesca filmación en erótica danza al extasiarse ,
visualizadas en la pared postrera
del fondo de la alcoba.
Rebeldes se divorciaron de la realidad
molecular que les dio origen,
para emular la coreografía
de las almas que se
devoraban en la
cama que iluminaban
con un fuego capaz de derretir
cualquier acero en un
instante.
Cual acróbatas gimnastas ,
iniciaron multitud de volteretas
como erupción del subconsciente
leguleyo y suspicaz,
que les cuestionaba sus romances andariegos
a hurtadillas;
mientras cándidos
cada uno atrofiaba su
conciencia,
creyendo a su pareja muy virtuosa.
Danzaron compases subversivos
a forma de protesta musical
de los setentas ,
improvisando cadencias que mezclaban
las tragedias depresivas de los tangos
con la insurrecta erupción de los danzantes metaleros;
in crescendo cual acertada trama literaria,
evolucionaron la intensidad de sus destellos ,
hasta acabar en una imagen congelada
de estos entes incorpóreos,
en unísono momento con el climax,
de los cuerpos amalgamados en
las sábanas.
Fenecieron entonces las imágenes,
al recibir la exhalación de los
amantes furtivos ,
que acribilló sagaz y sin
demora,
la luminosidad del aposento ;
convirtiendo aquella escena oscura,
en patíbulo y campo santo
de las culpas.