Caín

poema de Ambukkazoo

Felices pasos fuertes, marchantes, jolgoriosos –
Sobre los marchitos cadáveres de infantes
Caídos, rotos
Vacíos de alma y llenos de ausencia
Casas viejas y abiertas serán el abono,
De tus nuevos bosques Plata y acero puñal
Cuando las madres con los vientres, hambrientos
Por lo que han perdido
Clamen a tu mano asesina, perfumada,
Docta presencia, de galardones mil,
¿Abortero, dime? , ¿Abortera dime?,
¿Abortado, dime?,
Vale tanto dinero la desgracia?
¿Justifica el talento la matanza?
¿Heredara paraíso Caín?