La historia de un primer amor

poema de Bramwel

Él comparaba París con su ciudad, un tigre y un gato, una orquesta con un susurro al oído, el último aliento de vida con un segundo respirando al lado de ella... pero surgió una catástrofe, él no volvió a encontrar su mirada, lo que provocó que todo su cielo se rompiera, cayendo pequeños trozos sobre el suelo y resbalándose al miserable vacío... dejando un cielo ¿negro? NO! lo dejó magnifico, lo dejó perfecto, porque así pudo ver que aún sin cielo hay una luz que ilumina su alma, se encontró así mismo.

Comentarios & Opiniones