XI.

poema de Luna.

XI.
*
* Si fuera flor sería tu rosa, tu rosa roja que adorna el amor.

Soy la flor fresca que rosa tu piel fundida de calor y deseo.

Soy esa rosa roja fresca que ilumina la soledad de los dos.

Esa flor que da olor a nuestra vida y alegría a nuestro mañana.

Esa que cunde por el campo del ser y del amar entre dos.

Si fuera ave sería un, gorrión cantando las mañanas en tu ventana.

Soy ese pequeño pajarillo que vuela libre por el cielo azul.

Soy esa ave que con alegría se deja ver en tu entorno claro.

Esa ave que traduce en amor lo que eres y lo que somos los dos.

Esa que te da amor cuando recuestas tu cuerpo en mi seno.

¡ Si fuera vida ...amor qué te daría si yo fuera vida !

Soy la vida que respira nueva y latente entre tus ojos y tu piel.

Soy una vida con amor y ternura para compartir y sentir.

Esa vida que explota cada día entre los dos cuando amanece.

Esa que adorna la existencia de los que aún creen en el amor.

Me abrazas y me llenas de calor, en ese mismo instante que carezco de amor.

Me conduces por senderos de ternura, donde llevas mis sentidos a florecer.

Eres el más dulce poeta que he conocido, con verdad y realidad.

No traspones los placeres ante mis candores y caminas a mi lado.

Eres simplemente mi más dulce amor.

" Dulce e inocente"
Anna.
Nov. 15. 20.
*