VUELVO

Vuelvo a estar a la sombra
de lo necesario y coherente,
de lo que debe ser,
del cotidiano con sus luces alarmantes.
Y me recreo en un tiempo sin esperas,
donde todo fluye
como una obligación ineludible.
Lo mecánico invade lo sentido,
y es como un respirar
que apenas consume aire.
A.M.G

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota