La flor

poema de asaenz

Cada mañana al rayar el sol
después de una noche de larga soledad
y soportar el frío que cala hondamente.
Cada mañana impaciente espero por ti,
anhelando el batir de tus alas,
deseosa que te puedas posar en mi.
Cada mañana te imagino
toqueteando,
explorando cada rincón.
Cada mañana al vaivén del viento
me quedo impavida cuando te acercas,
y en tu proximidad me dejo llevar por el frenesí.
Cada mañana en un ahogo de pasión
disfruto cuando abres mis pétalos con exquisitez y tersura
para succionar el néctar que guardo para ti.
asaenz.
Derechos reservados de autor.
Cali,12/09/2021

Comentarios & Opiniones

viki

Belleza de poesía, un placer leerlo, un abrazo

Critica: