El borracho

Péndulo que oscila sin rumbo fijo
Como brújula sin orientación certera
Ficha del ajedrez que nunca arremete al adversario
Pero tampoco retrocede para proteger su reina.

Temerario, como guerrero valiente
Obstinado, como sombra ante la luz
Insaciable y sediento, como cataratas abismales
Derrochador, como vientos invernales.

Bohemio pájaro que recorre todo el bosque
Creando vínculos con su fauna y flora
Nómada y primitivo cavernícola irracional
Con temperamento de mastodonte prehistórico.

Un infante que apenas aprende a caminar
Con paso lento, torpe e inseguro
Un infante que emite sus primeras palabras
A ritmo pausado y titubeante
Un infante que bebe intacto su biberón
Hasta quedar sedado y dominado por pesado sueño.

Un niño extraviado e inocente
Rompe en llanto, al no encontrar su hogar.

Comentarios & Opiniones

Anna.

Pobre niño tan embolatado que sólo se encontraba en medio de ese " biberón "
¡ Genial !
Saludos.

Critica: 
Hades

Buenas letras nos compartes en esta hábil poesía que publicas.
Mil gracias.
Dios lo bendiga.
Amén
Y amen.

Critica: 
Andrés Orozco Echeverri

Hola Ángel y Hades. Gracias por la visita. Saludos.

Critica: 
Artífice de Sueños MARS rh

Tema interesante tratado con agudeza desde un punto de vista muy tuyo. Siento no poder compartir aficiones alcohólicas, a pesar de tener vínculos amicales con personas ligadas a esa industria. Aunque muchos pretendan situar al producto entre las

Critica: 
Artífice de Sueños MARS rh

"drogas recreativas", yo prefiero mantenerme al margen del nocivo asunto.
Esperando más obras de valiosa pluma, saludos y hasta próxima publicación.

Critica: 
Silvia

Andrés muy bueno,! No el trago no! tus letras! Besazo maravilla de escrito!

Critica: 
Andrés Orozco Echeverri

Hola Artífice, Silvia y Penélope! Gracias por los comentarios. realmente quise hacer un escrito conciso, donde se mostrara groso modo, la metamosfósis degenerativa que puede sufrir el "borracho"; quien puede ser alguien conspicuo y docto, pero luego

Critica: 
Andrés Orozco Echeverri

de un par de tragos mal canalizados pierde su cordura, autodominio y trastorna por completo su personalidad, pudiendo incluso crear una involución tan extrema que, literalmente le propine una regresión a su infancia en cuanto a actitud y aptitud.

Critica: 
Andrés Orozco Echeverri

De hecho, cuando escribí este poema, lo hice recordando una anécdota que tuve con mi abuelo cuando yo tenía unos 11 o 12 años. La cuestión fue que estaba en casa de mis abuelos, pero mi abuelo a altas horas de la noche no aparecía un sábado; día que

Critica: 
Andrés Orozco Echeverri

acostumbraba beber con sus amigos, entonces decidí ir a la tienda donde bebía hasta cierta hora y regresaba a casa, pero cuando llegué allí me dijeron que se había marchado hacía como dos horas y no le habían vuelto a ver. En ese momento preferí

Critica: 
Andrés Orozco Echeverri

tardarme casi una hora buscándolo en vez de informarle a mi abuela para no angustiarla. La cuestión fue que al rato lo encontré solitario en un parque a las afueras del barrio y al momento de verme, se lanzó hacia mí en un llanto de alegría. Aunque

Critica: 
Andrés Orozco Echeverri

nunca me dijo nada de eso, comprendí que había perdido la noción del tiempo y no había podido regresar a casa por propios medios. Me Sentí como cuando estaba mas niño y me perdí en un centro comercial a los 3 o 4 años y al rato me encontró ni tío,

Critica: 
Andrés Orozco Echeverri

entonces volví a renacer en ese instante.Fue curioso, ya que en ese instante sentí que se invertían los roles y parecía yo el anciano abuelo que iba a rescatar a su nieto perdido y no al contrario. Una vez recordé todo esto, decidí describir todo lo

Critica: 
Andrés Orozco Echeverri

que percibía en mi abuelo cada que bebía los sábados y yo era el elegido para ir a buscarlo en esa tienda hasta para conducirlo a casa de la abuela, hasta que llegó el día en que ya no pudo reconocer el camino de regreso. "Esa es la historia detrás"

Critica: 
Silvia

El alcochol es un vicio,pero con moderación y siendo equilibrado se puede disfrutar,pero hoy en día es difícil no sabes los jóvenes tipo 14 años.aquí son muy alcohólicos.te mando beso.me gusta lo que escribes

Critica: 
Andrés Orozco Echeverri

Hola Silvia, gracias.

Critica: 
Falstaff

Andrés.
Al ir leyendo va el lector dibujando ese camino titubeante de aque tipo; vacilante, que no atina a articular palabra y te confieso: le faltó que lo traicionaron los esfínteres.
Excelente escrito amigo, saludos.

Critica: 
Andrés Orozco Echeverri

Qué tal Adrián! gracias por su aporte, pues esa es la idea; llegar al lector lo suficiente para comprometerlo de manera vívida con el escrito y provocar que se involucre con el mismo. Quise sintetizar algunas cosas sobre el borracho, pero es obvio

Critica: 
Andrés Orozco Echeverri

que se me escapan cosas y siempre habrá más por decir, tal como usted lo hace notar en cuanto a los síntomas o signos del ebrio. Muchas gracias y saludos.

Critica: 
Mario

Hola Andrés, qué gusto poder leer sus valiosas obras. Siempre cargadas con esa gran sapienza tan de usted. Me atreví a leer los comentarios, y encontré su anécdota personal.
Eneste comentario puedo decirle que escribir es el impulso que necesitamos

Critica: 
Mario

para el autoconocimiento. Siempre que escribimos, escribimos para nosotros antes que otra cosa, luego, en la recepción, nosotros sus lectores, podemos mmegar a conocer a un Ándres escritor que nos comparte sus delicadas sutilezas.
¡Abrazo!

Critica: 
Andrés Orozco Echeverri

Qué tal amigo Mario! gracias por sus comentarios, es importante contar con el concepto de cada uno de los lectores para motivarse y aprender de sus puntos de vista también.Le deseo lo mejor. Un abrazo.

Critica: