Marcharon lejos los colores,
tierra y páramo,
cara sin ojos
y labios callados.

Viacrucis de grises y negros,
lluvia en el camino andado
y los árboles desnudos
coronan la vereda del olvido.
Destino acuoso, entendido,
el gris y el negro
muerto el sueño
y vivido el mal recuerdo.

Con el hielo está
mirar su cara.
Con el granizo va
en tardes y mañanas.

Calvario en hierro forjado
corazón débil,
corazón malvado,
alma disoluta,
alma inacabada.
Queda el negro,
el gris eterno
y el deseo de un sueño.

Pasos cortos, apenada,
abatida la razón,
un adiós
y la alborada.

Suplicio infinito
que llena y acobarda.
Sentir el deliro
sin calor y con frío.
Es el gris,
es la nada.
Es el negro,
es la encrucijada.

Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
Derechos de autor reservados.
11/11/2021 Madrid. España.

Comentarios & Opiniones

abora

Muy profundo, hay muchos sentimientos

Critica: 
Xio

Cuanto dolor, es como una despedida para siempre, impactantes versos como solo un talento mayor como el tuyo María Cruz nos permite disfrutar, abrazos sinceros, lindo día en la distancia querida.

Critica: 
Mawtinik

Me ha gustado mucho , un gran aplauso , magnifico poema !

Critica: 
Michael Castle

Hermoso!!!! Descripción de muchos sentimientos. Grata su lectura. Saludos.

Critica: 
María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-

Muchas gracias a cada uno de ustedes por vuestro tiempo. Saludos y feliz domingo.

Critica: