Mi ausencia y las desavenencias...

Mi ausencia
y las desavenencias
que dicen son dos,
tres, cuatro o cuarenta.
Me pierdo en las notas,
en los desencuentros,
las faltas, lo dicho,
lo bueno, lo malo
y lo perverso.
¡Qué desconcierto!,
lo leo todo y no entiendo.
Difícil momento
no llevo la cuenta,
quiero y no puedo.

Dolor en el alma
por tanto agravio.
Unos son verdaderos,
ciertos y honestos.
Otros son falsos,
duplicados y deshonestos.
Quedo asombrada
y no lo comprendo.

No todos amigos
y tienen talento.
Dicen que saben mucho
lo considero, lo apruebo
mas siempre no es cierto.
Yo soy la ignorante
de un mundo desastre.

Quiero que el verso puro
ocupe los corazones,
que las palabras sean dones,
que en esta casa, la nuestra,
el respeto nos condicione,
que la cordialidad nos cobije,
que el perdón perdonado guíe,
sin prisas ni pausas,
nuestros conjuntados pasos.

Autora: María Cruz Pérez Moreno - acnamalas -
Derechos de autor reservados.
09/02/2018 Madrid. España.

Comentarios sobre este poema