Un alma en topless

poema de Acero etereo

Con toda seguridad
Afirmo ser inseguro,
Lleno de contradicciones
Como todo el mundo.

No sé si soy yo
O mi alterego,
Mauri y Acero Etéreo,
Están cada vez más lejos.

Dicen que la la fe
Es un motor para seguir,
Y yo lo creo, pero no
El poeta que vive en mi.
El dice: la esperanza es
una medida desesperada
Pero siempre me quedo
A esperarla es que el
Va tres pasos delante
De todas mis jugadas.

Me da ansiedad
Yo respondo con bofetadas
No tiene maldad,
Y por mi piedad siempre gana.
Mil jornadas con el vaso en la mano,
Hoy he decido soltarlo.
No ha sido fácil, Soy joven si,
pero me cuesta confesarlo.

Quizá no puedas verlo,
Y es Normal, no nos conocemos.
Pero hoy vengo
con mi alma en topless,
Escribo desde los doce
Varios cuentos torpes
Y canciones de rap,
Que por aquel entonces
Parecían genial,
No conocía de rima,
Ni estructura
Hacia lo que me apetecía
Y con soltura,
Ahora estoy menos cuerdo,
Pero de acuerdo con ello.
Sigo haciéndolo,
Y confieso: creo que algo más bello.

La mente nunca se me quedo quieta,
Y por eso concuerdo,
Con Baudelaire no es bendición,
Si no maldición ser poeta.

Y a sabiendas de que hay
Tanto que leer,
Se que no he leído nada y que
Esto no va a darme de comer,
Por eso la ansiedad al mañana,
Porque sólo escribo
Para desnudar el alma.

Y si es que hay que poner
Un "de" es en mi efectos,
Porque a mis afectos
Los derrumbe.
Mis defectos los tengo claro
Y se que la cague,
Casi hasta no más poder.

Poder es lo que menos quiero.
Eelevar al alma, antes que el ego,
Luego el éxito de mi léxico
Dirá la dirección de mis méritos.

Medito cada paso y eso me pasó factura
Médico por si acaso mi mente se fractura,
Y se de soltura y se cede de la ayuda
Aúlla tu verso que este oído te escucha.
Perros en la cucha, cuando baja el sol,
Cantos en la ducha, para ahogar mi canción.
Son tantos los tajos de esta lucha,
Que más que más mucha
Se quedó en poco, masticando hueso
O eso pienso cuando tengo la fruta.

Frunciendo el cejo cuando les veo
Ofrecer el cebo ya ni lo muerdo,
Pasé de cien a cero, divideme
Y seré igual a mis recuerdos.

Tengo el alma en topless
Torpe quien no lo ve,
Ven y mírame,
Me llueven melodías
En días dramáticos,
Cánticos que descarté.
Como un dos o un tres
Teniendo la jota,
En este black Jack
Que es una vida rota.
Gota a gota se agota
Y me hago agobio con lo obvio
Y eso se me nota.
Novio de la luna
Y fobia de la cuna
Que mece una madre inoportuna.

Tu naturaleza te va a matar
Miro mi cara, se que algo va mal.
Quiero cambiar mi cuerpo,
Pero no hay body shop,
Días grises en el sillón
Y ni yo se como pasó
Paso de esta aventura loca,
Lo captura tu boca
Cuando me desarma con un te quiero,
Antes de caerme quiero tocar el cielo.

Y Si toco las puertas de San Pedro,
Espero sea con mi alma en topless.

Comentarios & Opiniones

Tabitha Carreño

Me invadió la magia cuando comencé a leer totalmente cierto y bueno el contenido de la poesía, saludos cordiales!

Critica: 
Tabitha Carreño

Todos tenemos inseguridad en nosotros pero ahí que aprender a sobrellevar eso y dar lo mejor de nosotros

Critica: 
Acero etereo

Gracias por tu comentario. Me alegro que te atrape la lectura, porque leíste mi alma. Al menos gran parte. Y si, estoy en eso. Dando lo mejor de mi, intentando tocar el cielo.

Critica: 
Luna Anaranjada

Completamente desnudo, muy gratificante leerte. Me invadió un poco el silencio del día gris, de la vida gris. Hermoso texto, Mauricio o Acero Etéreo.

Critica: 
Acero etereo

Un alma desnuda es lo que quería retratar. Pero nunca voy a desnudarme como lo hice con usted señorita.

Critica: