No llores tienes un don...

poema de Silvia

Caja de cristal burbujitas de colores
Todas las matrices de alegria y sabores...

Confieso que de niña lloraba yo al verle
Creía que era un monstruo o una aparición...
Sin embargo
Este artista es un bombón de esos confitados con chocolate y dulzor.

El despierta bicectrices en toda nuestra cara
No hay ángulo de nuestra boca que no ría a carcajadas.
Como cosquillas de amor que ha nadie ha de enojar.
Como un travieso ser que te ha de enamorar.

Sin fundamento lo hace...
no tiene nada de texto,tiene siempre la humorada
Y salud es regalada.

No tiene palabras sabias, él solo tiene su estetoscopio
Escondido en el bolsillo
Y la risa de los niños boca grande con chupetines palitos.

Deja piezas al azar en las nubes sabiendo que trabajar se convierte en jugar.
la pureza más exacta
Caricias,risas juguetes de solidaridad.

no hay agradecimientos que él quiera poseer
Es tan humilde este hombre
Y sabe que tiene un gran carisma en sus ojos
Yo no sé,como se puede nacer tan bello.
Estas personas nacen así
Tienen ese don
Ese flash
Ese sabor.

Son sueños muy sacrificados y una corona de espinas
Porque sale de trabajar a ensayar una sonrisa
Articula ese juego porque nació para brindar
Lo que se dice alegría.

Pero articula desde adentro,con un corazón de chupetines y algodones de azúcar.
Articula los sentidos de algún adulto dormido.

Entre golpes de las puertas de cirugía perfecta y orgullo anidando en las mentes como nidos de gilgueros
cantando...

Siempre cantando

esa canción que siempre se le olvida la última estrofa.

Y Un perrito marrón claro de peluche.
Aunque medio remendado de tantas interpretaciónes
Es un amigo de acero, acompañando mimando.

Porque patán lo conoce lo presiente con inocencia genuina.
Porque inocencia se pierde,si dejas que gane la vida.

El público desconocido goza y se va
Sanado se va.

contento se va.
y gracias a la suerte ya no volverá.

Él se queda allí tendido riendo por no llorar
Se saca la nariz colorada
La peluca vuelve a morir el payaso
Artista y ser humano.

Algunas veces de día payaso en el hospital.
escondiendo su cansancio...
Donde jugar es esa luz que ve prenderse en los ojos
De los niños que sufren algún dolor.

Otras veces la guardia,solo es hombre,un ser
Un simple hombre
Tratando de salvar
Con la promesa de esa profesión ingrata que lleva en el alma

Nacido sin pretensiones.

En una caja de cristal,no sé si llamarte payaso,artista,o investigador constante de salvar
La vida como profesional tan constante.

Si acaso una vida se quiere ir de la tierra
Y no lo puede detener,porque ya no está en sus manos
Su alma se quiebra siempre
Al decirle a la madre o al padre tal noticia.

Se pierde entre los pasillos del hospital
Retiene la lágrima
Retiene la ilusión
Luego la pintará luego...

Él se viste de payaso, escondiendo esa lágrima que parece de mentira
Pero es tan real su llanto.

Todos creen que está acostumbrado a la tristeza de una enfermedad
Todos creen lo que no comprenden y no ven.

Como el coraje contagia y valentía se presta
Médico, ser, artista,payaso de medio tiempo
Payaso lindo...
Siempre siempre
Habrá ojos de niños en tu sonrisa.

Comentarios sobre este poema