Los mejores poemas

Poemas publicados con mejor votación...

poema

Entre caricias

Cada día siento este vacío
un gran dolor
que me consume el alma,
a veces el corazón dormido
llevo tu nombre guardado en mi garganta...

En las noches siento
que eres mi abrigo
el que me arropa
con un suspiro al Alba
tus ojos fueron testigos
de que mis labios te recordarán...

Cuando me amas
siento escalofríos,
entre sábanas
nuestro querer me atrapa,
es la pasión que nace del lamento
y con caricias y lágrimas
nos abraza.

poema

El día que no estés

El día que no estés,

El día que no existas,

mis pisadas ya no serán las mismas

y por más que lance cometas de versos niños al cielo

no regresaran a besarme la faz con nuevas ilusiones.

El día que ya no estés, vida mía,

no escucharé tus pisadas aceleradas yendo al trabajo.

Ya no sonreirán las nubes

al verte pasar,

ni tu risa amorosa prenderá sus bombillas

y se posará en mi alma, abrazándola muy fuerte.

¡Ah cuando ya no estés cariño!

Mi corazón ya no latirá igual,

tus cercos amorosos, protectores, se habrán roto

y como florecilla frágil

detrás de esas cercas me verás llorando,

mi boca tendrá el sabor amargo de la despedida,

mi cuerpo estará temblando por tu cuerpo,

seré rosa de pétalos deshojados desvelados.

¡Oh amor mío, nunca me faltes!

Jamás volveré a ser la misma si tú te vas,

¿Cómo podría cantar en cielo abierto

sabiendo que mi pajarillo favorito,

el varón de mis anhelos, ya no está?

Hoy, pienso en esa hora aciaga en que ya no estés,

y se estremece profundamente

el acantilado de mi alma.

Sé que las olas de mi mar se quedarían impávidas, sin ti,

que la soledad comerá mis manos, mi cuerpo, mi ser...

y la locura, quizás con su consuelo de quimeras,

ronde mi sien.

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados

poema

Momentáneo

MOMENTÁNEO

Llegaste al amanecer,
mezclándote con los rayos de luz
que rehúsan dormir al vestirse de ocaso; haciendo colición
con mis ilusiones que un día sabían amar,
y dormitaban plácidamente
en nubes esparcidas pero espesas.
Al choque de tu mirada
regresaron lo que en un día fueron nubes blancas y suaves, las que absorbían dulzuras
y añoranzas.
Las mismas que observaron
atardeceres rosados embalados en castidad
y mansedumbre.
El simple sonido de tu voz,
desadormecio las mañanas grises
y los días nublados,
dando sonrisa a labios cerrados.
La vieja casona
abrió sus ventanales dejando
a la golondrina peregrina hacer su nido, permitiendo albergar sus alegres trinos;
y en sus alas traer brisa de primavera,
calor de medio día.
Tu llegada vino con la melodía que cobija la noche, dando fantasías a mis auroras.
Mas, una buena mañana
mi realidad abrió los ojos. Despertó.
Y aunque quise tomar en dos manos
tu corazón y hacerlo mío,
que tu paso solo buscara mi horizonte,
ó los latidos en tu pecho
encontraran en mí su canto;
tus pies no fueron de camino fijo,
como tus palomas no buscan mí refugio.
Supe, tu caminar es transitorio.
Aquí mis anhelos
fueron solitarios, solo míos, creyeron juntar nubes esparcidas.
Tu mirada no buscaba su luz en mis retinas.
Permite, me arrope en: "lo que pudo haber sido" ni un minuto detengas tu brújula de su norte, agradezco tu visita momentánea...

El latir de un pecho ya olvidado no teme a una muerte ya vivida.

poema

CRONICA DE UNA PASION

Levitaba entre sus brazos tocando las estrellas
Acariciando el universo de su infinita belleza
Que dejaba en mí la marca de su huella
Con la dulzura de la piel que roza y embelesa

Ella era totalmente mía y yo era suyo
Compenetrados sin nada que limita
La pasión nos llevaba entre sus arrullos
Devorando los besos de su boquita

Que lentamente nos quitaba la ropa
Hasta dejar descubierta la desnudez
Donde rebosaba la dulce copa
De la lujuria en su avidez

Mientras escuchaba el murmullo
De su enloquecido gemido
Abrí el delicado capullo
Que nunca había comido

Para caer rendido ante su llamado
Con obediencia y excitación
Y descargar el libido extasiado
Que despertó esa sublime noche de pasión

AUTOR ( Osler Detourniel )

14/8/19

DERECHOS RESERVADOS

poema

La resina aprisionada

Profundo canta el bosque
su laberinto de veredas;
donde descansa,
la ramita rota del viejo sauce.

Penetra en el mapa la espiga trozada,
vacío el poema,
devorado, bajo el nocturno abismo.

La criatura herida…
Volcanes derramando luciérnagas
observando tan inmóvil estela.

Sonidos de madrugada,
arrancado el calor corporal
de un improvisado frío;
cubierto por las manos maltratadas
al cortarse el cielo.

El sauce elaborado de hilos,
escapa de los cantos
que sollozan las cargas.

He ahí
la resina que yace aprisionada,
agonizante a través del iris;
con la magnitud de un desplome de tierra...

«Hoy no escribo, me evado»
*

Agosto 16, 2019
© 2019 Gabriella- La Dama Azul. Todos los derechos reservados

poema

FANTASÍA DE MI RIMA

Traigo el verso del bajío
donde corre la cañada
y traigo de una enramada
la flor que se lleva el río;
con mi humilde poderío
robe del río esa flor;
el canto del ruiseñor
se unió en todo melodioso
para adornar animoso
mi breve verso de amor.

Traje la lluvia que rueda
sobre el pétalo sediento,
até un suspiro del viento
a un verso de forma queda;
para que nada interceda
con este quieto versar
tomé la espuma del mar
vestida de caracola
y mi verso en suave ola
dejó su rima bogar.

Desprendí de la mañana
un rayo de sol curioso
que se presentó gozoso
alumbrando la sabana;
esa luz sutil, lejana,
se abrazó de mi poesía
y esta dicha que hago mía
llegó para florecer
mi inspiración y tener...
fe, esperanza y alegría.

poema

De todo se sale

No soy quien pa decir
como ha de vivir
el ser humano,
nunca supe elegir
y lo que me metí
no era muy sano.

Pero siempre opiné
que haya cada quien
maneje su vida,
mientras se siga en pié
y se pueda correr
libre es la huida.

Dando vueltas al mundo
un dia me vi,
sin perder un segundo
y en busca de ti,
siempre tuve muy claro,
que tu eras mi amparo.

Y te juro mi amigo
que nunca paré.
hasta dar con su abrigo
que tanto anhelé,
el destino es goloso
y te saca del pozo.

Hoy ya rehabilitado
te puedo decir,
que ahora vivo al costado
de un mundo feliz,
ha valido la pena
la eterna condena.

Vivo para contarlo
y hacerte entender,
que esta en ti el encontrarlo
y el salir de el,
búscate un objetivo
y mantente vivo.

poema

Que sencilla luce el alba

Que sencilla luce el alba,
vestida de rosa calma
camina orgullosa el cielo
vistiendo de luz consuelo
en la noche, la madrugada

Que sencilla luce el alba,
con mirada de gaviota
posada majestuosa
extiende su rayo limpio
encendiendo la mañana

Que sencilla luce el alba
Vida que engendra vida
Noche que muerde lunas
alas que sellan vuelos
sueños, que estrellan sol

Nada más puro, la calma,
que regala días nuevos
y nos recarga sonrisas
para aplaudirle el desfile
Que sencilla luce el alba