Los mejores poemas

Poemas publicados con mejor votación...

poema

No me sueltes

No me dejes con el cuerpo vacío,
y que llueva la desesperanza.
No me sueltes
en mi deseo de escabullirme,
a los prados de la añoranza, no...
No me dejes ir,
porque el río crecido será el que me lleve
a los confines de la desolación, arrastrándome en su cruel sedimento
del que no podré escapar.
Átame a tu corazón y envuelveme
en tus brazos
porque no encuentro quien tenga de mí,
compasión.
El amor quizá fue una palabra sin sentido que un día idealisé y creí sentir,
pero a la vez, nadie pudo siquiera equivocarse, y que su corazón, por mí algo sintiera.
No me sueltes hoy cuando necesito,
tu compañía aunque no te vea.
No me sueltes porque eres el único motivo que me mantiene viva.

¿Quién pudo alguna vez decir me ama?
Hoy revisando la viejas gavetas de mi alma y al no encontrar rastros de tales palabras me parece triste tantriste y empiezo a sentirme solitaria y mi pecho se contrae de dolor.
Busco y no encuentro unos brazos que me sostengan cuando quiero sentir a alguien a mi lado y creo que aprender a vivir en esta tierra me queda grande y es entonces que siento que voy como peregrino dando pasos a tientas en lugares desconocidos.

poema

NADA ES ETERNO

Lo supe desde siempre; no existe nada eterno,
no fue esa la promesa que nos dio libertad;
tampoco que la vida la rige la verdad
ni es cierto que el pecado te lleve hasta el infierno

¿Qué somos, dónde vamos, qué es la eternidad?
hemos llegado al mundo sin saber el por qué
y un día no lejano dejamos lo que fue
deseos, añoranzas, amor, felicidad.

Hay días que cuestiono el olor de una flor,
el vuelo de las aves; la brisa que al pasar
te roza suavemente y se vuelve a marchar
y dudo de ese Astro que quema en su fulgor.

Es tan lento mi tiempo que no vence al olvido
parece que fue ayer lloraba en un pañal,
mi madre me acunaba como miel de un panal
y ves lo que te digo...ya todo se ha perdido.

He probado el amargo sabor, de la muerte cercana,
he llorado, he querido saber el por qué
y en silencio he inclinado mi frente pues sé
que aquí nada es eterno...la muerte nos gana.

poema

Entre tu y el ausente

Hoy por mi corazón viaja una lágrima.
Entre el frío de la noche y la penumbra del mar,
Entre los versos míos y los besos tuyos que no puedo olvidar.
Entre el silencio y el vacío, de un infinito sentimiento, entre el quebranto de mi pensamiento y el pulso ciego de mi lamento.
Entre el incierto desafío del mañana y el secreto desconocido de un acecho maltrecho.
Entre acariciar la memoria y hacer vibrar mi cuerpo, entre el sentirte en mi vientre, y echarte de menos.
Entre esos profundos ojos de mirada enamorada, y los te quiero borrando las mil y una carcajadas.
Entre posar mis pechos sobre tu espalda, y acariciar tu cara , besar tu frente y sudar tu almohada.
Entre aquello que escuchó a través del teléfono, y el respiro súbdito de apasionados reflejos.
Entre el.murmullo del cielo y la calentura de la tierra, entre todo lo que veo oscuro pero no es negro.
Entre quedarme contigo y los susurros al oído, y amarte dormido aunque es olvido,
Entre sombras ausentes.
Porque aunque no estés físicamente,
ya tu cuerpo es espejo en mi mente,
Entre la  calma y mi agotada alma, tu presencia vive aun confundido con otras gentes, despertando mis alas para volar y viajar a través de la.ilusión que yace presionada , afablemente.

poema

Nuestro secreto.

Escribir una forma extraña de sanar
Una forma extraña de aprender
Detenerte en una rima o consonante más parecida a vos.

Escribir una carta...un mensaje...
un poema.. hasta una queja...escribir hasta que duela.
Escribir a un amor y odiarlo con más pasión.

Escribir con milagro...
con desdén...
optimismo o pesismismo.
escribir la última carta antes de suicidarte.
Escribir una palabra en la tarjeta de ese bebé nuevo
Que festejamos en cualquier familia.

Escribir en la oficina y disimular porque viene tu jefe con cara rara.
Escribir en la plaza...

En él bus...
Escribir en una servilleta del bar y dibujar un corazón
Con una flecha que sangra.
Palabras selladas...
Palabras de tinta y gravado a fuego con nuestros ojos y nuestro anhelo.

Necesitamos pintarlas unirlas a lo tangible
Ver los dedos manchados de tinta.

Quizás tú estás intentando escribir un libro
Dejar plasmado articulaciones tuyas
Dejar sellado el alma tuya en esas páginas.

Al escribir no debe haber envidias nunca.

Nunca.

El que no sabe valorar algo que escribió,otro escritor
No debería leerlo y listo.

Esa persona no debería estar entre gente que escribe.
Debería encontrarse primero.

Saber quién es el mismo...verse por dentro,es difícil pero se puede.

Quizás lo suyo sea eso también,hacer el mal.
Que se yo.
Da mucha pena pobre.
Porque nunca se tiene làstima por nadie,pero las almas que no evolucionan si me dan pena.

Del otro escritor se aprende.
Con dicha,con firmeza,y eso no te cambia en nada
Si sabes quién eres.

Existe y es muy palpable la envidia.
Pero es porque como digo siempre,prefieren no verse a sí mismos y escribir lo que sienten.
Prefieren herir y decir cosas feas de otros.
Antes de tomar la pluma y hacerla brillar.
Acá se ve en las reuniones es escritores poetas.
Se vió siempre,por ejemplo;
Borges no la quería a Alfonsina storni.
Sin embargo los dos se respetaban y nunca escribieron mal del otro.

Escribir es un comienzo sin fin...

Un alegoría suprema se empieza siempre.
Pero no se sabe cuándo se termina.

Algunas personas no entienden nuestro afán
Nuestro secreto
Nuestra gusto en esa soledad que él abecedario acaricia en el alma.

Nuestra morada en el tintero.
Y si hay corazón mejor escribiras la escena más hermosa impregnada de lo mejor de tí.

Tendrán que averiguar siempre de quién se trata.
Quién es este escritor...
que hace...
que dijo...
porque lo escribió...
Porque todos absolutamente todos podemos escribir
Como podemos pensar...

amar
vivir
soñar
Todo esto es darse y recibir evolución.

Está en nuestro interior esa fibra finita y delicada llamada sensibilidad.

Algunos la esconden otros son ya muy pesados,otros no se atreven a mostrar esa faceta.

Escribir es algo sanador y no siempre se escribe bien.
Las mejores cosas que escribí en mi caso.
Son las que salen así espontáneas.

Esas cosas espontáneas cuentos o poemas son inolvidables.
Es una luz a cualquier hora que te lleva hacerlo.
Dejas todo como sonámbulo y escribes eso.

Y no importan la votaciones y las prismas estrellas
Importa tu dedo manchado de tinta.

Importa tus segundos de tiempo.
sola con la máquina de escribir.

No importa el marido.
Ni la esposa
Ni el novio
Ni el amante
Ni el problema.

Es tu pluma y tú siempre juntos.

Importa tu alegría...

Nunca te paso que dejas un texto buscando esa palabra y estás todo el día en blanco.
Buscas en la calle o donde sea.
como sonámbulo buscando en tu cabeza.
Y quizás encuentras la respuesta en otro escritor.

Escribir es sanador es la prueba exacta de que nacimos solos y somos nos iremos.

Porque lo que otros aplauden cuando escribes algo bonito...
pero quizás sí lo hablas, sin escribir,pasaría quizás desapercibido.

Y hay tantas cosas hermosas dentro del ser.

Pero el mundo está violento y sangriento
Por eso creo yo que hay más escritores hoy más que nunca.

Porque nos escondemos y plasmar lo que tenemos que gritar al mundo.
Así sea un ignorante o un culto.
Todos tenemos libre expresión con interés en la evolución sanadora e investigativa que nos cuesta tanto.

Esa es la historia la visión difusa del ser humano que necesita palpar ver tocar.

Sin pensar que lo invisible está dentro y es poderoso
Escribamos lo invisible.

La voz de mi madre
El canto de las manos
El brillo de los ojos
El beso que se duerme
Los pasos de mi gato
El pelaje de mi perro
El despertar ansiosa
El que me apagues las ansías
El dolor de aquel que no volverá
Alegría de bajar de un avión y abrazar.

Lo invisible se escribe.

poema

Para Martina

Para Martina
(Mi hija mayor)

Con ese corazón
Que siempre o casi siempre se hace el duro
Con esa voz
Que siempre o casi siempre suena como el viento
Con esos ojos
Que tienen siempre o casi siempre la intensidad del fuego
Con todas esas cosas
Así es como te quiero

Con tu boca
Catarata irrefrenable
De palabras sonando como trueno
Con tu andar arrollador
Con tu cabeza que a veces parece tan dura como el hierro
Con todas esas cosas
Así es como te quiero

Y cuando el corazón se ablanda
Y cuando la voz susurra
Y cuando bajo las pestañas
Tus ojos se hacen tiernos
Y cuando de tu boca
Brotan melodías
Y tú cabeza ilumina
Aclarando el momento
Así también te quiero

Y si
En la tormenta y la calma
En la dulzura y el fuego
En momentos buenos
Y en los malos momentos
Desde el primer instante
Y hasta el fin de los tiempos
Con todas esas cosas
Así es como te quiero.

poema

Temporal

Llueve…

El sonido de gotas, seguidas
de una hilera de moléculas húmedas,
cual cortina leve;
allí se apodera el rememorar de la hora avanzada.

Con ello se van lejanos los fragmentos,
que atrasados se leían una y otra vez,
en la vigilia de capacidad de repasar y concebir.

Desde un insomnio apartado
una plegaria yace profunda;
en tanto, asciende gaseosa,
a través de la tarde compasiva.

Un discurso aproximado,
de un amanecer que aguarda en su llamado, alado, palpitante;
descontando latidos acompasados,
evidente al hablar entre el silencio.

Sobre una utopía de vida eterna
que corre, crece, apremia,
en su sólido brillo;
arrojados los pensamientos…

Textos agrupados sobre pétalos blancos
entre puertas de un templo caminando en procesión;
encarnados frente a los ojos de sol.

Grabado el verso sobre los cielos
y símbolos que se ciernen sobre la sien,
cubiertos de sueños y el recelo por lograrlos.
*

Julio 12, 2019
© 2019 Gabriella- La Dama Azul. Todos los derechos reservados.

poema

MANOS VIEJAS...

A la vuelta de la esquina
sobre la tierra desnuda
con una rosa en la mano
llegabas buscando el alba
en las torres del olvido.

¡El sol en la tarde aquélla
rompía los corazones
con sus trompetas de plata!-
La lluvia ya no caía.
Resonaban las campanas
de la iglesia tan lejana.

Unos ojos se asomaban
por los resquicios del alma,
como buscando mis ojos
por toda la senda clara.
A la vuelta de la esquina
y con el viento de noviembre,
un pajarito traía
el amor en sus dos alas.

¡Oh, tú que aún no me olvidas!-
Toma el corazón y grita,
que yo estoy aquí en la fuente
esperando un beso frío.
Hoy es siempre en el recuerdo,
en el silencio, en la calle,
en los abetos que se izan
por el camino que pisas.

En la casa,
la soledad se parece
a la canción que entonabas
en esas noches serenas.
A la vuelta de la esquina,
sobre la tierra desnuda,
vendrás a romper las rejas
para entrar a mi morada.

Tendré listas las quimeras
cuando llegues de aquél viaje
con el equipaje a cuestas
entre la luna y el viento
buscando mis manos viejas.

LUCÍA-
In Memoriam
(Derechos Reservados)

poema

Amigos me despido

Amigos me despido
pues el deber me llama,
ya no habrá más suspiros
ni más risas veladas.

El tiempo me comió
y me absorbió el trabajo,
vengo a decir adiós
por este gran atajo.

Colegas de poesías
hermanos de las letras,
íntimos de fantasías,
o espías en cubiertas.

Me retiro al olvido
parando en el ocaso,
les dejo lo vivido
me fundo en un abrazo.

Acepten mi perdón
por no atenderlos bien,
distraje mi atención
no les puedo leer.

Quizás en el futuro
cuando calmen las aguas,
nos veremos seguro
dando fuego a la fragua.

Forjando nuevos retos,
uniendo nuevos lazos,
volviendo a aquel respeto
que gran placer nos trajo.

Elvira, Xio , Penelope, Pilar
Ceuleman y las Marias diversas,
Silvia, Osler, Felix y los demás.
Miquer, Juan, Sigdio y alguna otra sorpresa.

Eterno agradecido
quedo siempre a sus pies,
les dejo mi latido,
firma Pajarofé.