Aforismo II

poema de Quiplato

Tus ojos de piedra no vieron más que piedra.

Comentarios sobre este poema