Cimiento de a Poco

Y fue creciendo poco a poco,
en los turbios cimientos,
de aquello que invoco
Hilando los recuerdos placenteros,
aquellas sonrisas que provocó,
a bajas luces de un atardecer desierto,
unas horas y minutos de a poco.
Es ese sentimiento indefinido,
esa intriga al destino,
aquella que bajo su presencia,
eleva en su ausencia,
la clarividencia
de miles de pensares cautivos.
No solo en los foliculos,
de cada derma de piel erizada,
o aquellas sensaciones ocultas,
que a los vientres hacen cosquillas,
es pura poesía todo eso
que estalla en el alma.
Pueril y estéril,
inquieto , pero puro,
son los versos ocultos,
que podrían abatir
a cualquier pensador inculto,
o predecir en el dimitir,
la bondad y frialdad de
un deseo mas profundo.
Lo que se expresa con cada letra,
es inspiración de vedejas.
las únicas testigos,
del sentimiento o castigo,
que a través de sus manos,
deja un perfume acontecido.
No es que vaya aborrecido,
sobre sus tantas frustraciones,
los cantores,
cantan por cantar,
los poetas escriben,
para desahogar,
quizás en diferencia,
con claras rimas,
Inspiran e inspiran,
solo al borde de la sangre fría,
que por su cuerpo viaja,
con gratificante baraja,
la última que tiraría,
cualquier gitana.
Como sus pactos de vida,
quedan intactos,
son sus actos,
su mayor rebeldía,
pero aun así ,
entre neblina o inquietud,
entre marzo o abril,
culminará por fin,
su intensa historia de amor.

Comentarios sobre este poema