Salvajes

Porque fué evidente que no pude probar ni una gota de alcohol para no dejarme explorar demasiado.

Porque era evidente tu sed de labios, de mi boca en tu sexo, de tu sexo en mi adentro.

Porque te rompía, haciendote hablar, acariciar, abrazar sin sentido tal vez o solo por sentir mas proximidad.

Porque ambos sabemos que podría volver a pasar y sabiendo mis sentimientos podrías tratar de torcer mi frialdad.

Porque sabemos que nos desnudariamos salvajes, alcanzariamos los cielos del placer, en cualquier rincón de aquel bar.

Porque sabemos que yo no quería eso y tú no quieres asimilar que tu corazón también podría pedirte más.

Por todo ello nos olvidamos, decidiste encerrarme, pero se te olvido que yo aceptando me conseguiría liberar y amar.

Que tú dañandote con hipocresía y culpabilidad, solo conseguirías postergar el sufrimiento de no verme más.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota