La musa joven

poema de Manuel Bast

En el senil recuerdo
del paso de los años ya vividos,
vi un tonto mozalbete
que amanece a la vida y despierta a los sentidos,

y vi la musa joven
dejando tras sus besos
corazones ardientes malheridos.

La brisa de la noche atrajo a mi memoria
el mágico crujir de sus gemidos,
el calor de su cuerpo ardiendo de deseos
bajo el ocre sutil de sus vestidos,

y vi la musa joven
posando entre mis manos
los rosados pezones de sus pechos atrevidos.

Lecho de sedas blancas tupido de almohadones,
trono de mil amores consumidos,
tenue la oscuridad,
al resplandor de cirios encendidos,

y vi la musa joven,
al desnudar su cuerpo,
unir entre susurros sus labios a los míos.

----------------------
© Manuel Bastidas Mora
Venezuela

Comentarios sobre este poema