Soneto a Dios por un ateo

poema de Lukas

Yo no quiero vivir sin esperanza,
rezándole a un Dios a la deriva;
creyendo que en el cielo dan comida;
limándome los dientes con confianza;

Muriendo sólo para ver la luz;
marcándole una herida con la lanza;
yo no quiero morir sobre la cruz;
haciéndole una misa en alabanza.

Solo puedo entregarle lo que se,
rogando me conceda aventuranza:
yo no quiero morir con poca fe

Perdóname mi Dios por ser mortal
tal vez me he separado del rebaño.
Perdóname, Dios mío, por el mal

Comentarios sobre este poema