VENDO VERSOS

Vendo versos para el frió
quémalos y sírvete en una copa de su llama azul.
Vendo versos para viajes largos a la luna
tómese media prosa para el mareo, antes de cada viaje.
Vendo versos para la enfermedad de la muerte
un poema entero sirve para la inmortalidad
hágase en té con hojas de libro.
Vendo versos para el calor
tómese con dos cubos de hielo
para refrescar la mente.
Vendo versos para el pobre
baratos pero llenan el pecho.
Vendo versos para llevar o para comer aquí
con sal y limón si gusta de cosas agrias
o miel si gusta de la dulzura.
Vendo versos para ancianos
llevan un avión de papel incluido.
Vendo versos para jóvenes,
incluyen años encima, pasión y aversión,
dolor y despedidas,
pero sobre todo viento de ese que aún no llega y que viene del norte.
Vendo versos para emborracharse
tómese sin medida y con exceso
su consumo genera adicción a las letras.
Vendo versos para antes de hacer el amor o tener sexo
sirven como afrodisíaco y aumentan la sensibilidad.
Vendo versos al mayoreo y al menudeo
lo mínimo, es un kilo de estrofas
y de ahí en adelante lo que gustes
Vendo versos a domicilio
ahora que me lees ya te han llegado
te cobrare un suspiro.
Vendo versos de amor y desamor
agítese antes de tomarse
el abuso de este consumo puede causar dolor de cabeza
alucinaciones y arritmia cardíaca o taquicardia.
Vendo versos para ti que acabas de leer
¿de que vas a querer?

Eduardo Martínez Márquez
Derechos Reservados, 2016

Comentarios sobre este poema