Paseo hacia la medianoche

poema de Raidbury

En tus insomnes lunares;allá
Donde todo tu cuerpo rebosa.
Cuando irrumpes,hirviendo en sangre
Que me llama a tu sereno palpitar.

Y me gritas en el silencio roto,
Con el alma del vengativo perro;
Rabiosa lengua,que me dispara
Salvas,que a mi trasnochada alma espantan.

Ves,que sin patria,mi camino niega,
Lo que perturbada,la razón
A todos los hombres santificaba
Con la soga de su cuello,bajo el brazo.

Y desquitas tu solemne locura,
Hambrienta de furtivos ojos que te miren.
Presa de las mismas ansias por retener
A quien buenamente te haga caso.

Comentarios sobre este poema