BAILEMOS AMOR

poema de Aldebarán

BAILEMOS AMOR…

La brisa que golpea sobre el mar,
inhalo el perfume infinito del oleaje
que trasmite la paz.
La brisa que baja de la montaña,
trae los múltiples colores,
de las entrañas y espesas selvas
de la vida misma.

El sonido prismático
del agua contra las rocas,
en la cascada donde
cae la música del universo.

Tu risa que ilumina cada mañana,
tus palabras que me alientan,
a seguir viviendo.
Tu alocada forma de vivir,
que complementa el sueño,
de querer subir a la cúspide
de la felicidad una vez más.
¡De nuevo…¡ No puedo creerlo…

Cada día se despierta,
de forma diferente…
La diferencia es la felicidad
de tu alma,
que contagia la mía.

Aun en la ausencia,
me levanto con tu imagen,
y me duermo con tu recuerdo
debajo de mi almohada,
cómplice de nuestros sueños.

Cada encuentro,
es un querer de no dejarte ir…
Cada ida es un retorno inmenso
a través del ancho mar,
y tanta tierra de por medio.

Pero nos burlamos de la distancia,
Jajajaja la tonta se queda odiosa, envidiosa
de no ganar.
Viendo que aun así somos felices…
Y el amor se instala callado, temeroso
y al mismo tiempo convencido, seguro,
de que son buen cobijo para él :
nuestras almas.
Que aunque maltrechas por tanto caer,
y salir lesionados hasta más no poder,
en el intento de querer y salir perdiendo,
¡hoy hemos ganado¡
por haberse visto por primera vez,
y sentirnos ilusionados.

Creo hoy el universo conspira,
quiere recompensar
tanto dolor, tanta caída,
que no eran para nosotros,
solo que Cupido en sus travesuras alocadas
no apuntaba bien al corazón…
Y hoy en su cordura,
ha bendecido la flecha,
que en verdadera inocencia,
nos impregna de un buen sentimiento.
Ven te espero…
¡Bailemos amor¡
la danza eterna
de esta ilusión.

Comentarios sobre este poema