No hay tiempo

Aún recuerdo aquellas tardes,
de alegría y diversión,
cuando jugaba por las calles
y hacia pompas de jabón.

Volaba avioncitos y avionetas,
creaba un mundo del papel;
los domingos, en bicicleta,
recorría el barrio… ¡Qué lindo fue!

Pero, hoy todo ha cambiado.
¡Ya esas cosas no se ven!
Hoy muchos prefieren ver la tele o darle uso al internet…

Aún recuerdo aquellos días,
de regocijo y recreación,
cuando visitaba a mis abuelos
y lloraba de emoción.

Pero, hoy todo ha cambiado.
¡Ya esas cosas no se ven!
En un asilo los han dejado, olvidados, ¡triste es!

Aún recuerdo aquellas noches,
de complacencia y pasatiempo,
cuando junto a mi familia
pasábamos todos un buen momento.

Pero, hoy todo ha cambiado…
Eso ya lo saben,
en esta nueva era ya no hay tiempo para nadie.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota