Tú en el desierto.

poema de Loca

Se detenía constantemente a lo largo de su camino porque los recuerdos que evocaba su mente de ella le impedían continuar y le robaban la tranquilidad, pero poco a poco le inundaban la expresión con satisfacción, recuerdos agrdables más al corazón que a la mente, melancólicas sonrisas y brillantes líquidos escurriendose dramáticfamente por su rostro ajado.

Sonstenía con cierta ternura, anhelo y unos estridentes llantos de resignación aquellla ofrenda de amor. Como previó al recibirla, dolía tenerla en sus manos sin tenerla a ella ciertamemte.

Un reluciente libro golpeo escándaloso el suelo y la arena se levantó impaciente agitando sus páginas. Se llenó el lugar de enojo e impotencia. Furia.

Despojándose de sus vestiduras, se dejó tumbar en el frío y desolado suelo del desierto mientras admiraba la soledad de sí misma y la soledad de la noche y el mundo acompañándola.

Su corazón se despojó de la cólera que la atrapaba y se desvaneció enblandecido en tristeza y depresión hasta desfallecer en las reconfortables extremidades de Morfeo, el cual aplacó un tanto su dolor.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota