Mírala

Mírala desnuda, mírala sin piel, mira su alma, mira su ser, mira más allá de unas piernas bonitas y podrás sorprender descubriendo el ser que ama, que vive, que llora.

Comentarios sobre este poema