La epidemia de tu risa

poema de Penelope

En el patrimonio que me dejaste
Se encuentra el folklore de tu risa
en los geranios debutando
cual reina del carnaval de carisma.
Teledirigiendo el crepúsculo
que detrás de mí camina,
como un pasado nefasto
al que mientras ríes, él me esquiva.
Quiero descifrar el jeroglífico de tus hoyuelos
que a cada lado de la comisura de tus labios,
como columpios sujetan tu sonrisa.
Quiero oír el sonido del trueno de tu risa
cuando escapa para catapultarse
en el polvo de la luna
Quiero seguirlo hasta ella para recoger la huella
De Neil Armstrong ya casi moribunda.
Porque tu risa es el kamikaze de la hipocondría.
Y sobreviviré riéndome todos los días
regalándote un homenaje.
Porque fuiste el alma alada de las mariposas,
en los patios de flamenco andaluzes,
embriagando las abejas con tu risa las cortejas.
Pulpa criolla de risa cultivada
narciso espejismo de su propia alma,
Cura de la peste material
en fértil latifundio mundanal.
Para mi abuela, allí donde estés, ríete para darme fuerzas.

Comentarios sobre este poema