¡QUE EMBRIAGUEZ!

¡Qué embriaguez! saborear la dulzura

de tu alucinante intimidad,

tan fragante que ese delicioso aroma

perfuma con hechizo y magia

hasta la última fibra de mi alma.

¡Oh!,cómo gime con ansiedad el pecho

que por ella se quiebra rendido

ante las más tierna caricias que enamoran,

y aceleran con vehemencia los latidos del corazón.

¡Oh!,qué suspiros tan explosivos

cual delirante anhelo de la intensa pasión,

y al fin murió la pena y se marchó el dolor

ya lo sublime brilla con su propia luz

porque todo se volvió muy encantador,

y no habrán más noches oscuras

no hay malos pensamientos porque se marcharon

cuando los hermosos recuerdos se abrazaron

a los nobles e intensos sentimientos.

BARQUISIMETO VENEZUELA 14/03/2019.

AUTOR: ADJUNTA OMAR.

RESERVADOS LOS DERECHOS DEL AUTOR.

P/1174.

Comentarios sobre este poema