Luna Lunera

Siempre me pregunte
donde era que la Luna dormía.

Una noche en que estaba hermosa,
le seguí los paso por el Río Mendoza
venía persiguiendo el brillo de su sombra
que hacía relucir su cola del vestido de lentejuelas
por todo el camino del arroyo Uspallata
y ahí arriba en la punta de la Cordillera misma
mes senté a observarla,
toda la noche sentí que su mirada me apuntaba
y
desde esa noche para mi
la Luna
ya no durmió.

Autor
Palabras: Nico Scepanovic
Imagen: Nico Scepanovic

Comentarios sobre este poema