MUJER GRACIA DE DIOS

MUJER GRACIA DE DIOS

Incomparable dulzura,
es la gracia de Dios,
que ama al humano,
desde otro ayer,
con la mujer.

Admiro el deber
que no abusa poder:
hermosa mujer,
siembra ternura,
y aleja gran amargura.

No me asusta del hombre locura,
que afila mil garras,
para las guerras,
cual monstruo animal,
demonio letal.

Me alegra el humano,
verdadero hermano,
alejado del hombre
que siembra el hambre,
y cosecha al pobre.

Admiro el saber
de quién puede querer:
preciosa mujer,
su nombre es ternura,
no amargura.

Incomparable dulzura,
es la gracia de Dios,
que ama al humano,
desde otro ayer,
con la mujer.

DERECHO DE AUTOR
Música: Zither musik: Kerschbam Zithermusi - De Scheene

Comentarios sobre este poema