La treta

poema de Mae Nameky

Que particular vivencia encierra
la treta del escape.
Siempre el lugar gris
o los reclamos desde la orilla,
al que se está ahogando.
Me intriga como se adula al culpable.
Después siempre se ignora
que hacer con el que tiene que lamer,
antes de ser una víctima criticable.
No importa el desangre,
importa lo que se le debe a todos
los desgraciados llenos de consejos.
Shh… mira cómo funciona
y resulta la hipocresía.
A veces puede que nos quedemos sin nadie.
A veces se esfuman.
A veces se pueden ir.

Comentarios sobre este poema