Soy

Soy

De mi nada soy todo
de ese todo,
soy más.
Soy mar multiplicado en arena,
y arena esparcida
a distancias por mis pies.
Soy suspiro transportado
por el viento;
soy viento
que abraza la altamar.
Soy transcendencia
de una mirada que abarca
las estrellas;
y estrella fugaz,
perdida en el firmamento.
Soy bóveda celeste
de brazos abiertos
que alberga lejanías,
acercando corazones.
Soy lluvia tibia
que germina ilusiones,
y ríos desplazando
mi esperanza.
Soy error, enmienda,
reproche, advertencia
pero también soy consejo.
Soy lágrima en amargura
o en tristeza
y sonrisa sanadora.
Soy todo, y todo soy yo.
Soy partícula de tierra mojada.
Soy flor de luna
que abre de noche,
Dalia que se abre de día.
Soy rocío del alba
y agrietada
sequía.
Soy magnitud y soy nada
Solo soy...

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota