Nostalgia

No quiero ni recordarte
en las vías de mis pensamientos.
Quiero que mi existencia
olvide sus quimeras y que
la imaginación abra los ojos.
Me fatigué de mis vigilias
estancadas e infructuosas.
No quiero el sobresalto
me tome por sorpresa en la simplicidad
de una frase arropada en sentimientos.
Ni quiero el despertar
de madrugadas, con tu mirada
presa en mi memoria;
o con el timbre de tu voz
atravesandome el alma.
Me desprenderé de ti,
de la imposibilidad de amarte;
de esta calle de un solo sentido,
de mis pasos solitarios
que solo el eco le responden.
Ya no habrá más versos tirados al aire.
No más sonrisas invisibles
o miradas a la nada.
Siento eso y más,
en los terribles momentos
de tus partidas,
solo para seguir minuto a minuto...

tras la huella de ti,
entero.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota