Es mi alma

ES MI ALMA
(Prosa)

No son mis manos
las que te guardan, ni es mi razón la que te proyecta.
No son mis labios
los que pronuncian tu nombre,
ni son mis pasos los que
escudriñan tu rastro
por la avenida de mi vida.
No son mi garganta o mis poros
sedientos, los que carecen
lo cristalino de tus aguas;
o mi piel en desabrigo
de la palma de tus manos.
No, no es nada de eso.
Es mi alma vacía,
que te reclama
con manos vacantes de tu abrigo.
Es mi mente ausente y garganta
desecada reteniendo un grito
enmudecido.
Es mi alma
escueta y solitaria
rebuscando en mis arterias
tu voz y sus sonidos,
rastreando la huella de tus dedos
que olvidaste llevar en tu partida.
Es mi alma, es solo ella,
que te grita.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota