¿Qué me llevaría de ti?

¿Qué me llevaría de ti? ¡Déjame tu mano aferrando mi mano por siempre por favor!

Déjame que siga recordando tus ojos pequeños mirándome con una mezcla de amor y pasión

Permíteme que me lleve tu disimulada caricia, esa mirada caprichosa, esa boca tuya tan cerca de la mía.

Ese momento en que te quitaste el casco y yo con frio y tímida, trataba de no mirarte, para no temblar por ti.

Aquellas piernas que se alejaban de tí mientras corrían y podía ver tu sonrisa, mirándome el trasero y eso que no te veía.

¿Y con que más me quedaría? con tu mensaje tonto a las 3 de la mañana, con chivariri, que aún no supe descifrar que es.

Me quedaría con tu torpeza, con tus huidas, con tus imperfecciones, con tu disculpa y mis grandes decepciones.

Me quedaría con toda esa noche, con tus labios cercanos regalándome su saliva hablándome y no besándome, ¡y no besándome!

Me quedaría con mi miedo, con mi traición, con tu risa, con tu prepotencia, con tu dolor.

Me quedaría con tu avísame cuando llegues, con te echo de menos, con nuestra conexión, con la palabra conexión meciéndose en tu boca.

Me quedaría con todo, pues todo es lo que me quiero llevar, con todo excepto con tu adiós.

Dejaría hasta mis miserias, este horrible dolor y las veces que sueño con que aparezcas por la esquina y me des tu calor.

Dejaría cada uno de estos poemas, y mis sueños de que un día me escribas y al menos pueda pensar que no te perdí por siempre amor

Dejaría doler la maldita canción, la que escucho sin parar, esa que me hiela el sentir y me impregna la cara de lágrimas por perderte así sin más.

¿Qué me llevaría de ti? Todo, porque tú me hiciste crecer, romperme y sonreír, porque comprendí que tenía un latir atrapado en mi interior.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota