Cementerio

poema de Kallisti

Como una leyenda de colores desteñidos, como se trazaba un símbolo infinito en su corazón, como una señal.. Casi como un cortejo, mientras el se enredaba allí entre mis cabellos y mis ojos.
Entonces todo se volvía inevitable y después indiferente, común, rutinario y me hervía la sangre, también me llenaba de deseo.

Dibujaba el ocaso infinito entre el y yo esperando que ese ocaso reaccione, cosa que nunca pasaba, pero me encendía el espíritu poner atención a cada uno de sus gestos.

Y es esta la historia, esta eterna historia ~~

Una multitud de recuerdos añorados revuelve mi olvido,
Quizás da por la oscuridad contra los cuales tropezaba constantemente, Volviéndose en mi mente grotescamente destructivo.
Una tristeza sin límite de cristales que se mezclan como las nubes con el cielo, un fétido olor a dolor, alguna respiración dificultosa; un par de nudos en la garganta... Y allí apareció frente a mi ese recuerdo...

Recordé el sol que me vigilo desde arriba, recordé algo que no sabía y que tampoco podía imaginar en sí. Recordé que jamás viví lo que deseo olvidar, que tan enterrado esta que ya es parte del jardín y no de mi hogar.
Diecisiete cristales en el arrullo del silencio, buscan paz en algún otro cementerio.. no les permito mas la entrada, que ya no hay mas espacio para recuerdos olvidados que solo tengan mas dolor en las manos.

Comentarios sobre este poema